Aparece con pintadas una estatua de Fray Junípero Serra en Palma después de que una concejal podemita alentara a los habitantes de Palma para derribarla

Y se habrá quedado tan ancha la tal Sonia Vivas con hacer estas cosas. Debe ser que uno debe tener esa estupidez de la que ha alardeado esta mujer en su cuenta de Twitter para pertenecer a Podemos, porque de lo contrario no se entiende que sea capaz de fomentar algo así en ningún sitio y mucho menos en la ciudad de la que ella misma es concejal.

Pero esto ya se convierte en un suma y sigue con Podemos y con la izquierda española. Su afán por revisar la historia llega a puntos tan ridículos como este en los que no solo pretenden hacerlo desde un punto de vista actual, sino que, además, lo hacen falseándola a su conveniencia sin pudor y sin complejo alguno.

Si fueran tan vivos para analizar la historia del comunismo y fueran capaces de hacerlo sin manipular, otro gallo nos cantaría a todos porque no estaríamos rodeados de tanto tonto.