Asociaciones exigen al Congreso un consenso con partidos constitucionalistas para la reconstrucción económica post covid19

Redacción – Decenas de Asociaciones empresariales, civiles, y culturales entre otras, han presentado ante el Congreso de la Nación este sábado 20 de junio, un «manifiesto» donde exigen al Gobierno socialcomunista Sánchez-Iglesias, de PSOE y de Unidas Podemos, que imiten el espíritu de consenso vivido en la Transición española, «para la reconstrucción económica y social» por la crisis post pandemia del coronavirus en España. España, 2 de julio de 2020.

Esta vez fueron las Asociaciones civiles las que han decidido dar la cara por la sociedad española, abandonada y sin de timón, ante un aniquilante paro de la economía, mientras verdugos avalados por el gobierno pueden decidir quién vive o quién muere a causa de la pandemia por coranovirus que azota a España y al mundo.

De todas las medidas tomadas por el gobierno socialcomunista en funciones, ninguna parece encajar en el plan de reconstrucción de España, pregonado por el PSOE.

Fueron más de 60 asociaciones empresariales, culturales y civiles las que se unieron para entregar al Gobierno, el pasado sábado 20 de junio, un manifiesto titulado:

«Por un acuerdo de convivencia y de relanzamiento económico y social» .

Esta declaración pública deja ver la necesidad de convocar aquel espíritu de consenso de la transición en España de 1975, exigiendo al Estado que acuerde con los demás partidos constitucionalistas del Congreso, «un camino de reconstrucción económica debido a la crisis por el coronavirus».

Según el relato del presidente de la Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas (ACVOT), José Vargas , en exclusiva para el digital Un Ciudadano Cualquiera, dice: «a este gobierno socialcomunista no le interesa salvar las vidas de los españoles de ninguna edad, solo legislan para sus propios intereses». Y refiriéndose a las causas que obligaron a decenas de asociaciones en España a dar el golpe sobre la mesa y manifestarlo públicamente cumpliendo con la sociedad en desamparo, achaca » la cantidad de fallecidos cercanos a los 50.000 ciudadanos, la gran mayoría personas mayores, que estaban a cargo del vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, y siguiendo el relato que unos días antes había dicho en rueda de prensa,» – afirma – «por lo tanto, los únicos responsables son los dos impresentables que tenemos, como Presidente Pedro Sánchez Pérez-Castejón y su Vicepresidente Pablo Iglesias Turrión».

Vargas añade que «en este manifiesto se le pide» – al Gobierno – «que haga el esfuerzo de ponerse de acuerdo con las fuerzas constitucionalistas, para sacar a este país de este atolladero, pero su inquina al que piensa diferente y su «ego» tan profundo, le impide ver más allá de sus cejas» – refiriéndose a Sánchez -.

Las asociaciones alertan de una hecatombe a nivel nacional, si el gobierno Frankenstein de Sánchez-Iglesias, además de ganarse el título de «sepulturero», por el desentierro del General Francisco Franco en octubre del 2019 y por las miles de denuncias por delito de lesa humanidad, que le llueven gracias a su perversa gestión de la pandemia, causando hasta hoy miles de fallecidos, acabe por su desgobierno,  mereciendo el Monumento al Presidente de los Enemigos de España!. Así lo han expresado a UCC.

Solicitan un pacto entre fuerzas constitucionalistas en el Congreso para «recuperar el espíritu de consenso que se vivió en la transición», que «refuerce nuestro sistema democrático y posibilite la recuperación económica».

«Las tensiones separatistas y la crisis de la organización territorial del Estado ya hacían del acuerdo entre fuerzas políticas constitucionalistas una necesidad imperiosa. La coincidencia de la crisis sanitaria, económica, social y territorial lo hace ahora inexcusable». Dice el texto.

Los firmantes acuerdan que sin este acuerdo:«La política española continuará reducida a un enfrentamiento estéril». Y «una sociedad en crisis y alejada de sus instituciones es un peligroso caldo de cultivo para populistas y extremistas de todo signo».

Entre otras organizaciones que suscribieron el texto están: Abogados Catalanes por la Constitución, la Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas (ACVOT), Asociación para la Difusión y Promoción del Patrimonio Mundial de España, Asociación de Empresarios del Sur de España (CESUR) Fundación Joan Boscà y las asociaciones de la empresa familiar de Andalucía, Cantabria, Galicia, Castilla-La Mancha y Alicante, la Asociación para la Racionalización de los Horarios Comerciales (ARHOE), las cámaras de comercio de Gijón, Avilés y Oviedo y el Círculo de Empresarios, Cataluña Suma por España, y más.