El Gobierno comunista y sus socios independentistas aprueban increíblemente que el idioma español deje de ser lengua oficial (vehicular) en la educación en España. Stop a la Ley Celaá.

PROGRAMA UCC:  EL ESPAÑOL NO SE TOCA!

 

 

El actual Gobierno comunista de España acaba de proponer, en pleno Estado de Alarma, una nueva Ley de Educación, la llamada LEY CELAÁ, que saldrá del Congreso en las próximas semanas camino del Senado, con el fin que se aplique en el próximo curso escolar de 2021. Entre otras cuestiones educativas, la norma incluye la discriminatoria idea entre PSOE, Podemos y ERC para «blindar» el sistema de inmersión lingüística, que discrimina el castellano.

 

 

Por si fuera poco, también dicha ley va contra la Educación especial de jóvenes con discapacidades, la cual respalda a los jóvenes más graves que no pueden estar en la educación ordinaria. Y esta nueva ley propone que estén junto a la Educación ordinaria, donde estarán menos atendidos. Y esto lo hace un Gobierno de Izquierdas!!! Esta ley rompe la igualdad, la inclusividad de la educación para los niños que son distintos a los otros, los cuales necesitan una educación a su medida, diferente de la ordinaria. Esto es una realidad que debe cuidarse. Y por si fuera poco, los políticos de este Gobierno comunista dicen que los colegios ordinarios atenderán la educación especial sin incrementar el gasto público. Esto hay que interpretarlo como una mentira o como una locura?

Además, la Ley Celaá también supone un mayor control de las escuelas concertadas, con trabas a las mismas. Quizás con el fin de que vayan desapareciendo para que no den una educación diferente a la oficial?

También dicha Ley ataca a la religión, y reduce la enseñanza de la misma. Otra medida que ataca la libertad de aquellos ciudadanos creyentes.

Por lo tanto, resulta un despropósito esta Ley en todos los sentidos, e incumple el artículo 3 de la Constitución que dice que «el castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tiene el deber de conocerla y el derecho a usarla».

Por lo tanto, resulta una prevaricación y una auténtica aberración que para defender las otras lenguas del Estado, se tenga que discriminar al ESPAÑOL, que es la lengua de España y de muchos otros países, y se trata, por lo tanto, de una de las lenguas más habladas del mundo. Resulta que el Gobierno comunista, una vez más, está a favor de su Frente Popular al que debe su gobernanza, y se arrodilla ante ellos.

Por su parte, resulta ésta otra medida secesionista y sectaria puesto que se utiliza la educación para adoctrinar a los ciudadanos, ya que si no pueden estudiar en castellano, se elimina una forma de acceder a la gran cultura española de Cervantes, etc…

Los idiomas son una riqueza para las personas, y cuantos más se sepan mucho mejor, pero no a costa de otros, y mucho menos del idioma de España. El castellano es la lengua de todos los españoles y de España, y es un derecho que no se puede privar a los ciudadanos en ninguna parte de España, como lógicamente no ocurre en ninguna otra parte del mundo.

Se imaginan que en Francia no se pudiera estudiar en francés, en Alemania no se pudiera estudiar en alemán o en Inglaterra no se pudiera estudiar en inglés? Pues esa absurda medida es la que pretende implantar el actual Gobierno comunista de España, el cual luego va dictando leyes de censura para controlar el odio en las redes sociales, los medios de comunicación, etc… cuando es el primero que está tomando medidas discriminatorias, almenos, para la mitad de los españoles. Y no sólo para la mitad, porque no creemos que una parte de los votantes del PSOE y Podemos estén de acuerdo con tal absurda y discriminatoria medida.

Recordemos que la inmersión lingüística ya existe en Cataluña desde 1983 con la Ley de Normalización Lingüística que se consolidó con la Ley de Política Lingüística de 1998. Estas leyes establecen un modelo educativo de inmersión en el que el catalán se constituye como lengua vehicular de la enseñanza no universitaria. Y que quede bien claro, que todo esta locura es gracias al apoyo del PSOE en Cataluña, sin el cual, dichas leyes no hubieran podido aprobarse.

Por si fuera poco, estas leyes también facultan que se multe a los comercios que rotulan sólo en castellano. Esto les recuerda a épocas dictatoriales, verdad? Pues indudablemente así es. No se multa si los rótulos están en chino, árabe o inglés, pero sí si están sólo en castellano. Se utiliza la lengua como arma secesionista. Como hemos dicho anteriormente, la democracia debería ser el respeto hacia todos los ciudadanos, y si se quiere incentivar el uso del catalán, una lengua minoritaria en el mundo, debería ser a base de subvenciones, y no a costa del castellano.

Pues este modelo de inmersión es el que ahora el Gobierno comunista quiere imponer, ya no sólo en Cataluña sino también en España, para así igualar el poder de todas las lenguas y así imponer el uso de las lenguas minoritarias de España (catalán, vasco y gallego) en la educación, en las administraciones, etc…

El trasfondo de todo, es quitar poder al Estado, y ceder incluso a los poderes globalistas, que pretenden un dictatorial Nuevo Orden Mundial, donde los Estados desaparezcan en favor de un poder mundial neocomunista a partir de la Agenda 2030, al estilo chino, donde los ciudadanos estén sometidos y dejen de estarlo ya a su país actual (el cual ya no existirá o estará medio disuelto).

Y por ello este Gobierno globalista de España de Pedro Sánchez, al servicio de Soros y del poderoso club Bilderberg, está aprovechando el abominable Estado de Alarma de 6 meses que ha impuesto a los españoles para aprobar las medidas del ideario del Nuevo Orden Mundial, como ya estamos viendo y sufriendo en España.

Los partidos de la oposición ya han anunciado recursos, mientras que los de Pablo Iglesias sacan pecho de la medida, aprobada en la ponencia que dejaba el texto de la Ley visto para la sentencia del pleno parlamentario, que podría celebrarse este mismo noviembre. Los podemitas, orgullos de esta medida discriminatoria, dicen que es un avance de la plurinacionalidad de España, como dijo su portavoz de Educación, Joan Mena, y llevan días desplegando todo su arsenal propagandístico en defensa de la misma.

Pedro Sánchez es el culpable de todo este disparate. Se ha convertido su Gobierno en una máquina de alterar la paz social de los españoles, y más cuando estamos sufriendo una Plandemia exagerada del Covid19.

Su Gobierno con Podemos, brazo político de Maduro en España, está siendo nefasto para los españoles. Tenemos el peor Gobierno de la Historia de España, en el peor momento de la misma.

Los chavistas de Podemos aseguran de manera demagógica e hipócrita que la inmersión lingüística es el mejor sistema para la cohesión social y la igualdad de oportunidades.

Esa falacia es muy fácil de rebatir puesto que en la actualidad, trabajadores de cualquier lugar de España no pueden irse a vivir a determinadas Comunidades autónomas porque se les obliga a tener un nivel adecuado del resto de lenguas minoritarias de España.

Y esto todavía perjudica más a las familias con menos recursos. Con lo cual, esta medida del Gobierno comunista es totalmente inadecuada en cualquier momento, y más en estos momentos de crisis.

Existen informes de asociaciones y fundaciones educativas en contra de la inmersión lingüística, puesto que lógicamente supone un retroceso en la cultura de los ciudadanos de cualquier país, puesto que en vez de sumar conocimientos, lo que produce es lo contrario. Cataluña es el mejor ejemplo en España, como hemos dicho anteriormente, donde los políticos han utilizado la lengua para crear confrontación entre los propios catalanes. Y esto se pone más de manifiesto, si tenemos en cuenta el Golpe de Estado llevado a cabo por los partidos independentistas catalanes en 2017, y por el cual sus dirigentes han sido condenados y están en prisión.

Es decir, como se puede apreciar, lo que no se puede es dar alas a los partidos independentistas, los cuales nunca son agradecidos, y los cuales están prohibidos un muchos países del mundo. Pero en España, el Gobierno comunista de PSOE-PODEMOS hace lo contrario, les están dando la razón de manera clara y asquerosa, sólo porque necesitan sus votos para seguir siendo casta y ocupar los sillones del poder, hecho que siempre habían criticado cuando estaban en la oposición.