El PSOE entra en modo pánico con VOX y su diputado senegalés llama a VOX nazis

El mejor síntoma de que VOX puede ganar las próximas elecciones generales lo dan los ataques que recibe y ya cuando el PSOE pierde los nervios suele ser un síntoma inequívoco del éxito de VOX. Cuando se celebraron las elecciones al parlamento de Andalucía del 2 de diciembre de 2.018, en la última semana de campaña Susana Díaz estaba al borde de un ataque de nervios e insultaba a diario a VOX llamándoles de todo cuando según todas las encuestas VOX sacaría entre 0 y 1 diputados en el parlamento andaluz y según la última del CIS andaluz podría sacar entre 0 y 3 diputados. Mientras VOX no paraba de llenar en los distintos mítines y actos por toda Andalucía con Santi Abascal, Javier Ortega Smith, Iván Espinosa de los Monteros y Rocío Monasterio. Susana Díaz estaba al borde de un ataque de nervios por que sabía que las encuestas estaban manipuladas y que en sus encuestas internas VOX entraba con entre 10 y 15 años y podía sumar mayoría absoluta con PP y CIUDADANOS y quedarse el PSOE sin la Junta de Andalucía.

Pues bien la salida de pata de Banco de ayer en el Congreso de los diputados del diputado socialista senegalés, Luc André Diouf, que fue condenado a cárcel por una brutal agresión no es una casualidad. Hay pánico en el PSOE ante las encuestas que dan un empate técnico de facto entre PSOE, VOX y PP.

Por otra parte la actitud del Presidente del congreos, en ese momento, el trianero Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, enemigo íntimo de Susana Díaz, fue totalitaria al negar a VOX la palabra para poder responder a los insultos del condenado diputado senegalés del PSOE.

Ya hace unas semanas Marisú Montero tendió la mano al PP y dijo que el PSOE estaba para parar a VOX, no para servir a los españoles o intentar mejorar la vida de los españoles.

En Andalucía el PSOE hizo lo propio en el palamento andaluz:

El politólogo Juan José Domínguez que clavó los resultados de las últimas generales y de las autonómicas que se han venido sucediedo vaticina ya desde hace dos días la posible victoria de VOX en estos momentos:

Digitales independientes como «El Correo de España» (en cuánto a que no reciben pasta de ningún partido), llevan meses afirmando que VOX sería segunda fuerza:

El Confidencial ha publicado un observatorio electoral que cifra en nada menos que 600.000 los votos que se deja Casado en un solo mes por su enfrentamiento con Ayuso:

Algunos me tildarán de fantasioso o seguidor animoso de VOX por exponer una realidad distinta a la que venden los medios de manipulación con sus encuestas confeccionadas para dirigir el voto, pero recordad las encuestas de SIGMA DOS de agosto de 2.019 daban a VOX 13 o 14 escaños a los 3 meses VOX sacaba 52 escaños y se quedaba en al menos 13 provincias cerquísima de sumar un diputado más, por ejemplo en Cuenca a sólo 200 votos. O las encuestas de cara a las catalanas del 14 de febrero de este año donde según los medios de manipulación VOX sólo iba a sacar 4 o 5 escaños, el PP iba a sacar mínimo 8 y CIUDADANOS entre 11 y 15 escaños y VOX iba a ser superado por todos los partidos, al final VOX entró con 11 escaños, por las 4 provincias catalanas y superando, a CIUDADANOS, al PP, a PODEMOS y a la CUP y ese PP que renacía según las encuestas un poco más y desaparece.

Mi análisis electoral de hace unos días me daba que VOX seguramente sería segunda fuerza entre 83 y 98 escaños y abrí uno horquilla amplia para el PSOE de entre 103 y 120 escaños por mi convicción de que PODEMOS se va a pegar el porrazo padre e iba a beneficiar en votos al PSOE, pero si la operación Yolanda Díaz de una gran coalición comunista de PODEMOS, Compromís y MÁS ERREJÓN funciona, unido a la escisión podemita de Teresa y Kichi o los votos que recojan BILDU, BNG o ERC de PODEMOS y que no irán al PSOE pueden evitar que el PSOE recupere votos por su izquierda y que si la situación económica y social está muy deteriorada el PSOE pueda bajar de los 90 escaños. Y para el PP mi análisis me daba entre 79 y 95 escaños y como sigan con líos así con Ayuso y con presidentes del PP que quieren vacunar forzosamente a todo pichichi e imponer pasaportes sociéticos a los 90 escaños no llega el PP. Es más como se adelanten las andaluzas y Macarena Olona sea la candidata (que si no gana será segunda fuerza tras el PSOE) y el PP se niegue a hacer a Macarena Olona presidente de la Junta de Andalucía el suelo del PP puede bajar de los 70 escaños.

A más nerviosos veáis a los diputados del PSOE y más furibundos sean sus ataques contra VOX mejores noticias hay para España.