ENTREVISTA A ALEJANDRA ALLOZA

UN CAFÉ CON ALEJANDRA ALLOZA

Iniciar esta entrevista con todo mi reconocimiento y admiración hacia su persona. Conocidísima periodista, con mucho talento y una cara preciosa que reconoceríamos, seguro, por su participación en TVE (noticias, información del tiempo, Saber y Ganar…). Me interesó rascar un poquito más allá de la superficie que nos ofrece la pantalla.

Investigando un poco sobre su trayectoria me ha asombrado todos los ámbitos de su esfera laboral, conectados entre ellos y a la vez todos dispares. Me he encontrado con una mujer cosmopolita, polifacética y muy versátil. Nacida en Barcelona donde reside durante unos años y  se licencia en Ciencias de la Información, ha vivido también en Baleares, en Madrid y como sus abuelos eran turolenses intuyo que habrá habido temporadas de respirar aires aragoneses.

  1. ¿Toda esa ruta a lo largo de su vida y los cambios de residencia han facilitado su instinto de adaptabilidad también en los aspectos laborales? Por supuesto. Si te quieres dedicar a esta profesión tienes que ser muy flexible en cuanto a horarios y disponibilidad. Pero Madrid me atraía desde niña así que, de alguna manera estaba predestinada. He hecho renuncias personales pero Madrid es fascinante.
  1. ¿Qué le impulsa a estudiar la licenciatura en Ciencias de la Información? Tener una formación que me dejara asomarme a distintas áreas de conocimiento y a las técnicas que requiere el medio. De alguna manera, te sitúa en la variedad de géneros y su tratamiento. Luego debes ahondar en ello pero defiendo esta carrera pese a lo que muchos piensan ya que te aporta versatilidad si le sabes sacar provecho y te implicas de verdad en los proyectos.
  1. ¿Quién es Alejandra Alloza? ¿la Periodista, la Locutora de radio, la Escritora de novela, la Dramaturga, la Criminóloga? Todo está relacionado. He encontrado la manera de contar historias de la forma más efectiva según su contenido. Cuando tengo etapas de trabajo más informativo, necesito desarrollar mi parte creativa y loca para historias más personales. Y la Criminología es una especialidad que estudié después de enfrentarme a noticias de sucesos y sentir que quería saber más, tener más elementos de análisis para poder informar de un modo más riguroso.
  1. En esta amplia y variada carrera como periodista ¿ha conseguido Alejandra Alloza su meta, los objetivos que se había marcado? ¿Cuál es la ilusión que queda pendiente? Todos tenemos triunfos parciales pero también derrotas. Vivo de mi trabajo como periodista. Así que… ¡objetivo conseguido! Pero es cierto que esperaba más estabilidad tras 25 años en medios nacionales. No todo a lo que optas termina cristalizando y si te cuento lo que me gustaría, igual no se cumple. Los periodistas somos tan supersticiosos como las folclóricas.
  1. Durante su trayectoria en los distintos medios, ¿qué diferencias ha podido palpar entre la televisión y prensa de sus inicios y la actual? Nivel de censura, de libertad, de “enchufismo”. ¿Le ha tocado sufrir en la atmósfera laboral los cambios de brisa venida de derecha o izquierda según la alternancia de gobiernos? Todo eso se da como en otras profesiones y ambientes. El nivel de censura ha crecido por parte de los profesionales. Cada vez hay más temas tabú. Los medios han perdido personalidad, sello propio y por lo tanto, las miras son más estrechas. Se demanda cada vez menos la opinión de los periodistas. Los enchufados conviven con gente meritoria, muy profesional. Se distinguen fácilmente unos de otros. Aprendes a no pisar callos aunque te entorpezcan. Y respecto al politiqueo…salí de Barcelona por el pensamiento único y veo que la corriente va avanzando. Ahí lo dejo.
  1. ¿Sacrificaron a Alejandra Alloza en el altar de la censura por defender ser una libre informadora? He sido víctima de muchos prejuicios por no ser “de confianza” pero en el día a día de las redacciones, los compañeros sacan sus propias conclusiones y no las que tratan de imponerles algunos “estrategas”.

Ha habido trabajos como locutora de radio, que tenga yo en mi conocimiento participaba en Radio Ya en Héroes y Villanos

  1. Con ese título ¿qué nos podemos encontrar si tiramos, como se suele decir, de hemeroteca? ¿Qué papel tenía Alejandra Alloza en ese programa y qué temas trataban? Me di cuenta de que la sociedad civil tenía mucho que decir. Que para saber qué tendencias, necesidades o críticas tiene una sociedad, no hay que quedarse en lo que la agenda política determina o lo que dicen los mass media. Así que me lancé a escuchar voces discrepantes, campañas por causas diferentes y personas quijotescas. Así ideé el programa que puse en marcha con la sensación de aportar algo diferente.
  1. La faceta en radio es más nocturna, en Facebook presenta La Noche de los Locos ¿es el trabajo que le ha dado más pie a ser libre? ¿El que le incentiva la improvisación? Es el tipo de entrevista soñada para un locutor. Libre, que fluye como una conversación y con humor. Juego mucho con mi compañero Jordi Pons y nos enfadamos y picamos como parte del espectáculo. Y descubrimos a personas fascinantes. Me alimenta hacerlo y ofrecemos compañía a personas inquietas.
  1. ¿Cambiaría una vez saboreada la radio su trayectoria televisiva anterior y la enfocaría hacia las ondas dejando atrás las pantallas? No importa si el siguiente reto es radio o televisión. Pero lo ideal es que encaje con tu personalidad, tu modo de narrar y se desarrolle en un ambiente estimulante y positivo.

Hemos comentado desde un principio su camaleónico currículum así que no pretendo quedarme en su vertiente periodística.

  1. ¿Cómo salta Alejandra Alloza al mundo de la novela y del teatro? Escribir cuatro libros siendo periodista se puede relacionar pero el paso a escribir y dirigir una obra de teatro e incluso salir a escena ¿cómo se presenta esa ocasión y qué le mueve a salir al escenario en Reciclando a un famoso? Reciclando a un famoso es como un ensayo sobre la fama. Un deseo muy compartido por la mayoría y que puede llegar por vías muy distintas. La obra analiza lo que le pasa a una persona cuando termina su etapa de reinado. Y convertirlo en comedia, con su puntito de crítica, ha sido un reto muy bonito. Solo subo al escenario cuando falla el tercer personaje que es un papel pequeñito. Es una obra que reposa en una pareja: Ania Iglesias y Jordi Pons y sus reflexiones. La tercera en discordia es necesaria pero no tiene tanta presencia en escena.

  1. ¿Es más agradecido el trabajo con el público como escritora o a través de la pantalla? Las personas que te leen, te tratan de un modo más cómplice. Han entrado en tu interior. Las que te ven por la tele te pueden mirar con curiosidad pero no estableces tanto intercambio.
  1. ¿Qué anécdota ha sido la más divertida y cuál la que toca olvidar en esta etapa de escritora y dramaturga? Pues la misma anécdota tiene cara y cruz. Iba a subir al escenario del Teatro Carolina en Valencia y me puse mala. Me dio pena no poder hacer esa sesión porque el teatro era maravilloso, el dueño un encanto y había público ilusionado. Acudí a urgencias disfrazada de mi personaje: Shania, una alocada choni. Y en el hospital de La Fe creyeron lo peor. Cuando me di cuenta de la pinta que llevaba mientras me hacían varias pruebas, me entró un ataque de risa. Les intentaba explicar el motivo de mi aspecto (de mal gusto y de sexy de barriada) pero no me creyeron, pensaron que venía de los bajos fondos.

Quizás es un tema escabroso pero sé que está comprometida con la sociedad y que ama a España, así que me atrevo a preguntarle, como catalana, acerca del golpe de estado promovido por los partidos independentistas en Cataluña.

  1. ¿Cómo vivió ese momento del secesionismo catalán y cómo le repercutió personal y/o laboralmente? Fue un momento muy triste y angustioso. Primero, porque tenía a familiares muy preocupados, se sentían desprotegidos y con mucha ansiedad. Laboralmente, me tocó cubrir la entrada en prisión de los golpistas en la cárcel de Estremera para los informativos de TVE. No era mi sección, fue por un azar del destino. Y durante esos días me harté de explicarles cosas a compañeros y amigos de Madrid que no entendían el background que había llevado a este estallido.
  1. ¿Cómo tropieza con la Asociación España Cívica? ¿Qué lugar ocupa y cuál es su competencia dentro de dicha asociación? Conocí en la presentación de un libro a Mariano Gomá (un catalán muy activo en el otoño caliente de 2017 que formó parte de la manifestación contra en independentismo). Me propuso que le ayudase con las relaciones con medios para los Premios Foro España que estaba organizando. Y después asumí llevar la prensa de la plataforma España Cívica. 

 

  1. ¿Qué significan los premios Foro España? ¿Qué repercusión tienen? Son un estímulo para la sociedad. Es una manera de recordar a las figuras ejemplares de distintas disciplinas que son un ejemplo. Es para que sintamos que no está todo perdido pese a la deshumanización que vivimos.
  1. ¿Qué gratificación personal tiene Alejandra Alloza dentro de todo este movimiento de la sociedad civil? Sentir que las personas críticas no estamos solas. Que hay personas motivadas para hacer nuevas propuestas y ejercer una tarea vigilante ante la deriva que está tomando todo. Y es un lujo conocer a personas de gran prestigio como las que hay en la junta.

Para terminar, pero no por ello menos interesante, quiero ahondar en el campo de la criminología.

  1. ¿Qué le lleva a estudiar Criminología? ¿Quizás reminiscencias de las noticias que vivía a pie de calle o en plató? ¿Quizás como especialización para enfocar su carrera a investigación periodística sobre la creciente criminalidad en nuestra sociedad? La fascinación por la mente humana y la necesidad de informar con rigor. Pero lamentablemente, eso no se valora. En muchas cadenas quieren que lances titulares sensacionalistas y menosprecian la capacidad de análisis.
  1. Mezclando en la coctelera, ¿podemos esperar algún día una nueva novela u obra teatral con género thriller o policiaco en la que la protagonista es una periodista con muchas ganas de ganarle el pulso a la sociedad que le ha tocado vivir? Ja, ja…no me atrevería con el género porque ya hay grandes escritores. Me gusta hacer cosas que estén poco desarrolladas. En ocasiones emprendo creaciones demasiado “raritas” porque me gusta ocuparme de lo que otros no hacen. Así me va.

Alejandra Alloza, una mujer de bandera que tras más de dos décadas de carrera informativa, sigue fiel a sus instintos, pensamientos e inquietudes. Que ha renunciado a cuestiones personales por otras profesionales por amor a su carrera y a la información con rigor. Integra de pies a cabeza, entregada a la verdad a costa de puestos de trabajo y de ser señalada por no querer pasar por el aro.

Involucrada con la sociedad civil en proyectos y acciones que intentan dar otra visión y salida a la difícil y dolorosa realidad que se ha implantado en España y que nos están obligando a vivir. Su trabajo en conjunto nos recuerda que no estamos solos.

Alejandra Alloza, una libre pensadora, emprendedora y creativa, a la que como ella misma dice “… me gusta ocuparme de lo que otros no hacen”.

Cómo seguir a Alejandra Alloza:

Cada jueves por la noche hace un gran programa de entrevistas junto a Jordi Pons, divertido, entretenido y con grandes invitados donde podréis encontrar un rincón donde pasar un buen rato alejado de la cruda realidad que nos aplasta.

Para ver el programa LA NOCHE DE LOS LOCOS pulsar el siguiente link: https://www.facebook.com/lanochedeloslocos/?ti=as

Para conseguir algunos de LOS LIBROS de Alejandra, pulsar los links sugeridos a continuación:

https://www.bubok.es/libros/259040/Sara-puro-mito

 

https://www.bubok.es/libros/262559/Atrapa-a-una-trepa

Artículo escrito por VaneRg.