Feijóo se reúne con el primer ministro marroquí y le traslada la lealtad del PP

Si Pablo Casado se reunió el año pasado con el partido marroquí Istiqlal, socio del PP, y que pide la anexión de Ceuta, Melilla y Las Chafarinas poco antes de la entrada masiva de marroquíes a Ceuta del año pasado y fue alabado por un diario nacionalista marroquí, Feijóo no iba ser menos.

Alberto Núñez Feijóo se reunió ayer martes con el primer ministro marroquí, Aziz Ajanuch, durante la cumbre que celebra entre ayer y hoy el PP Europeo en Rotterdam. Feijóo ha dicho: «Vamos a estrechar nuestros compromisos y nuestros lazos de vecindad, reciprocidad, honestidad y lealtad entre Marruecos y España», ha dicho Feijóo sobre el objeto del encuentro. «Nos conoce bien y sabe que el PP es un partido fiable».

Feijóo ha calificado a Aziz Ajanuch como»buen amigo de España».

Feijóo ha afirmado también: «Yo no voy a hacer política exterior a través de una carta», sin especificar nada más, no sábemos si se refiere a la Carta de Madrid impulsada por el líder de VOX Santiago Abascal Conde junto a políticos y personalidades de Hispanoamérica contra el avance del comunismo o si se refiere a la Carta del autócrata Sánchez regalando unilateralmente y sin consultar a nadie el Sáhara a Marruecos.

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, pretende visitar Marruecos antes de que acabe este año tras aceptar la invitación que le ha trasladado en persona el primer ministro de Marruecos, Aziz Ajanuch, durante el encuentro que ambos han mantenido en Rotterdam, en el marco del Congreso del Partido Popular Europeo (PPE).

Feijóo le ha trasladado su compromiso de mantener con Marruecos una relación de “vecindad y lealtad”, así como su deseo de llevar a cabo una política exterior “fiable”, en la que cualquier acuerdo se lleve a cabo con “transparencia, sea duradero y busque el consenso parlamentario”, según han informado fuentes de su equipo.

Según Feijóo, la intención del PP es “estrechar compromisos y lazos de vecindad, reciprocidad, honestidad y lealtad entre Marruecos y España”. En ese sentido ha apostado por una “política fiable” con Marruecos”.

“Lo primero, no le vamos a engañar. Lo segundo, no vamos a ser desleales nunca con ese país. Y tercero, que vamos a intentar reconstruir una política exterior basada en la confianza y en el consenso parlamentario en España”, ha apostillado.

Yo creía que la lealtad la tenía que tener alguien que aspira a presidir España la tenía que tener con España y los españoles y no con los sarracenos que no dejan de crearle problemas a España en ningún momento. Si Alberto Núñez Feijóo y su partido muestran sumisión a Marruecos sin gobernar en España si gobernaran todo tiene la pinta de que le regalarían a Marruecos Ceuta, Melilla, Canarias, los Peñones, las Islas Chafarinas, las Islas de Alborán y todo lo que pidieran.