La Junta de Andalucía concedió sin concurso la distribución de las vacunas a la empresa donde trabaja la esposa del Presidente de la Junta de Andalucía

La Junta de Andalucía concedió, sin concurso, la distribución de las vacunas contra el Covid-19 a Bidafarma. La mujer del .presidente de la Junta, Manuela Villena López, trabaja en Bidafarma como gerente de Relacio.nes Institucionales.

 

La Junta de Andalucía otorgó sin la celebración de ningún tipo de concurso, la distribución y logística de las vacunas contra el Covid-19 a Bidafarma. Empresa en la que, curiosamente casualmente, trabaja como gerente de Relaciones Institucionales Manuela Villena López, mujer del actual presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla del Partido Popular.

El convenio incluía la recepción de las vacunas desde los laboratorios proveedores, la manipulación de los contenedores, la custodia de las dosis, el almacenaje a temperaturas adecuadas y la efectiva distribución en los puntos que designe el gobierno andaluz. La Unidad de la Policía Adscrita también colaborará con el dispositivo de seguridad.

“Nos resulta muy sospechoso que la distribución de mascarillas se haya hecho a través de Bidafarma, la empresa de la que es directora de relaciones institucionales la mujer de Moreno Bonilla y de la que es vicepresidente el presidente del Consejo Andaluz de Colegios Farmacéuticos (Cacof)”, denuncia en ElPlural.com Jesús María Ruiz García, portavoz socialista de Sanidad en el Parlamento de Andalucía. Y es que en los últimos días se ha desatado la polémica tras el cambio de parecer del presidente de Cacof, Antonio Mingorance, tras la decisión de la Junta de Andalucía de mantener las subastas de medicamentos, incumpliendo una promesa electoral de PP y Ciudadanos. Lo más llamativo es que Mingorance es el vicepresidente de Bidafarma y esta, ostenta prácticamente el monopolio del mercado del medicamento en Andalucía.

Mal han hecho PP y CIUDADANOS incumpliendo su promesa de no sacar los medicamentos a subasta como llevaban en su programa electoral, peor lo han hecho adjudicando a dedo la distribución de las vacunas a la empresa de la esposa donde trabaja Juan Manuel Moreno Bonilla, la mujer del César no sólo tiene que ser honrada, sino además parecerlo y este tipo de adjudicaciones a dedo, aunque no constituyan ningún delito, no ayudan a que la mujer del César aparente honradez, sin a lanzar la sombra de la sospecha.