Las advertencias de VOX sobre la reforma de los autónomos que el PP no ha querido escuchar

El Gobierno ha sacado adelante esta semana el Real Decreto Ley por el que se establece un nuevo sistema de cotización para autónomos. Poco antes de su debate en el Congreso, el presidente de VOX, Santiago Abascal, denunciaba que el Ejecutivo «no se conforma con una recaudación fiscal masiva, y da una vuelta de tuerca más impidiendo la libertad de cotización de los autónomos».

El Gobierno sacó adelante el Real Decreto, con el apoyo del PP, que presumió ante los medios de comunicación de haber avalado el real decreto. Abascal, por el contrario, fue contundente: «Nos oponemos con toda rotundidad», dijo al entrar al Hemiciclo.

Así, el Gobierno de Pedro Sánchez , y el PP, han olvidado las múltiples cargas que soportan los autónomos, que no vienen sólo en forma de cotizaciones, sino que tienen que pagar por la normativa climática, control de horarios, licencias municipales. Además de la inflación más alta desde el siglo pasado, que alcanza casi el 11%, y repercute en el coste de suministros y materias primas, y las cada vez mayores restricciones normativas.

El Partido Popular, que siempre ha presumido de «gestión económica», ha creído el argumento del Gobierno de que «dar libertad a los autónomos para elegir su cuota ha causado que este régimen sea deficitario porque la mayoría ha elegido cotizar por el mínimo para las cuentas de la Seguridad Social». Han olvidado que el sistema es deficitario por  multitud de factores, entre ellos, la falta de transparencia del sistema que asegura cuánto pagas, pero no cuánto cobrarás en un futuro, al tratarse de un sistema con grandes debilidades y problemas de sostenibilidad.

Inés cañizares, portavoz adjunta del Grupo Parlamentario VOX, advirtió de que aumentar las cotizaciones bajo la excusa de la protección y la sostenibilidad del sistema es un engaño adicional. En definitiva, el Gobierno quiere recaudar más dinero vía impuestos y lo repercute sobre quien generalmente va al límite de sus posibilidades, el autónomo. El consenso progre no escuchó los argumentos de VOX.

La formación ha advertido de que la casuística es inmensa así como los motivos que llevan a cotizar al mínimo, como el propio veto de los distintos gobiernos al aumento de las bases de cotización a muchos autónomos que lo solicitaban por motivo de la edad que habían cumplido, en torno a los 50 años.

La letra pequeña

El real decreto también tiene letra pequeña, que el Partido Popular no ha advertido. Así, se ha modificado la legislación tributaria, y, bajo el pretexto de obtener mejor información desde la AEAT para determinar y comprobar la base de cotización en función de los rendimientos reales. Es decir, confieren mayores competencias a los órganos de gestión tributaria, que podrán revisar regímenes tributarios especiales. Hasta el momento, se ocupaba la inspección tributaria que, ha recordado la formación, siempre ofrece mayores y mejores garantías al contribuyente en un procedimiento.

VOX ha denunciado, y el PP no ha escuchado, que la intención del Gobierno es convertir en mercenarios a empleados públicos, pagando como productividad los actos administrativos con efectos recaudatorios. Tampoco se ha dado cuenta el Partido Popular de que han apoyado que, a partir de ahora, se obligará a todos los jubilados que tengan una actividad compatible con su pensión, que hasta ahora estaban exentos de hacerlo.

Tampoco ha visto el PP que, con esta nueva norma, un autónomo ahogado por deudas con las Administraciones Públicas no tendrá derecho a percibir la prestación por cese, aunque cumpla el resto de los requisitos. Desde que el Ejecutivo obligara a dejar de trabajar a los españoles, de forma inconstitucional como ha reconocido a VOX el Tribunal Constitucional, muchos autónomos se encuentran endeudados con la Administración y han tenido que cerrar sus negocios. Ahora, y a consecuencia de la errática gestión gubernamental, se les negará el pan.