Lo que pierde España

OPOSICIÓN AL GOBIERNO DE PEDRO SÁNCHEZ

Como el título le parecerá, amable lector, algo insulso e impreciso, como a mí también me lo parece, voy a sustituirlo por el que pensé al principio y me pareció demasiado largo. Ahí va el que me gusta: “Lo que pierde España con un gobierno social comunista”. Creo que mientras ha habido en nuestra patria gobiernos casi monocolores, sin participación trascendente de radicales, la cosa ha ido más o menos bien. Pero hemos tenido la desgracia de que el “virus Zapatero”, desarrollado por Sánchez e Iglesias, nos ha situado en una posición tan indeseable como cierta.

España ha perdido con este gobierno social comunista, muchas cosas, pero sobre todo, y en grado sumo, ha perdido libertad. Hemos perdido libertad de movimientos (un encierro de casi cien días es una enorme exageración). Hemos perdido libertad de expresión de ideas (ahí están las consignas de Calvo, Marlasca y los demás ministros). Hemos perdido libertad de empresa (persiguiendo al empresario que se invente un lema amable para los pequeñines porque a cuatro estúpidas les molesta). Hemos perdido libertad para rendir luto a nuestros muertos tal como siempre se ha hecho (han impuesto la fecha que a ellos les conviene y totalmente laica como si fuésemos un pueblo sin creencias). Hemos perdido libertad para usar cuándo y cómo queramos nuestra bandera. Hemos perdido libertad para recibir una información veraz (pagando verdaderas millonadas a los medios afines para dar noticias falsas).

Y están trabajando sin desmayo para evitar que haya una enseñanza independiente de las directrices gubernamentales (poniendo piedras para cercenar la libertad de elección que tienen los padres para educar a sus hijos).

Los que se llamaban paladines de la libertad y la transparencia, nos han dejado huérfanos de las dos. La única esperanza que nos queda es que los que apoyan a esta casta putrefacta e hipócrita se den cuenta cuanto antes de que su apoyo ha sido un gran error. Porque llegado el caso, los de esta nueva casta les dejarán tirados sin miramiento alguno a las primeras de cambio. ¡¡Que miren a Venezuela!!