Los mossos de escuadra son denunciados por los 7 «quitalazos» a raíz de la querella de Donaire.

 

Redacción – En el aniversario de la detención de los 7 quitalazos efectuada por los mozos, tras la querella del «mosso» separatista Donaire por ponerle un retrete con lazos amarillos en la puerta de su casa, en Gerona, se da vuelta la tortilla. Los denunciados Justicieros Nocturnos han declarado el pasado 25 de junio contra los «mozos» por saltarse la ley. España, Cataluña, 2 de julio de 2020

Hace un año exactamente, el 25 de junio de 2019, 7 quitalazos de Cataluña, bajo el nombre de Justicieros Nocturnos, fueron detenidos por mozos de escuadra en las inmediaciones de sus casas en Barcelona,  y llevados por más agentes de lo normalmente necesario, con equipos antidisturbios incluídos, con policía secreta y no secreta, para  trasladarlos curiosamente a los juzgados de Gerona. Luego supieron que el querellante era el mosso Donaire, activista independentista en el cuerpo de la policía autonómica de Cataluña y la razón era que había encontrado en la puerta de su casa un retrete adornado con lazos amarillos, de los que los separatistas supremacistas esparcen por cualquier rincón, lugar público, colegios, ayuntamientos, ríos, campos, árboles, pero que al encontrarlos en la puerta de su domicilio no le ha causado gracia y decidió ir al Juzgado a denunciar por un supuesto delito contra las libertades públicas y los derechos fundamentales (Art. 510 del Código Penal).

Así ha expresado a UCC, Santiago Pulido lo que pasó aquel día:

«Sí, soy uno de los 7 detenidos de Gerona. Nos detuvieron el 25 de junio de 2019 al salir de casa. Eran las 07:00 de la mañana, era la hora que Yo salí, y a 1 Km de casa me detuvieron y me llevaron a Gerona».

«A los otros los detuvieron 4 mozos de la secreta y 2 de normales, con un coche rotulado que son los que te llevaban a Gerona. A mí por ser quien soy, vinieron 15 o 16 a detenerme».

«Me interceptaron 3 coches que serían 7 u 8, y al rato un furgón de la BRIMO, que dice que pasaba por allí por casualidad con toda su dotación. No se si iban 7 u 8 en el furgón. Luego el coche normal con 2 más que son los que me llevaron a Gerona».

«A mí me trataron bien. Saben que conmigo no pueden y no me van a sacar nada».

Según las declaraciones de su abogado, al momento que quedaron en libertad, tras 72 horas de retención ilegal,  informó megáfono en mano a las decenas de personas que fueron a recibir a los valientes y darles apoyo a la puerta del Juzgado de Gerona, «estos chicos no han cometido ningún delito». «Sólo recogieron cantidades de plásticos amarillos de la vía pública de las localidades con alcaldes independentistas y lo colocaron en una puerta junto a un retrete». «Y que aunque hubiera sido delito leve, que a mi entender no lo es, tampoco cabe la detención del máximo de 72 horas porque es ilegal y procederemos a denunciar estos hechos».

Los mozos acusados por detención ilegal de 72 horas

El pasado jueves 25 de junio, al año de las detenciones ilegales de los 7 «quitalazos», esos que limpian las calles y espacios públicos de Cataluña de plásticos amarillos y pancartas independentistas, se presentaron a declarar ante el Juzgado nro. 2 de Gerona a las 10:00 horas, contra varios mozos y mandos de ellos, por la denuncia que puso su abogado, Juan Carlos Segura, por la «detención ilegal de 72 horas por delito leve» de hace un año en los Juzgados de Gerona. Queda pendiente que sean los acusados, ahora los mossos, los que deban declarar ante la justicia.

Según palabras de Santiago, uno de los detenidos en 2019, «esta vez nos han tratado bien, pienso que habrá justicia, pero esta situación por la que hemos tenido que pasar de ver tanto mal rollo por la situación política que envuelve al cuerpo de mozos, sinceramente me da mucho asco».

Lamenta que a algunos compañeros de «limpieza» les logren amedrentar,  hasta alguno ha metido la cabeza bajo la tierra y ha quitado la bandera del balcón de su casa. «Conmigo no podrán, España necesita valientes, no cobardes» dijo.