Revolución en el Barça de Koeman. Messi se quedó por compromiso moral.

Ronald Koeman está haciendo una verdadera revolución en el Barça.

Sorprendentes cambios en el equipo azulgrana ya que dos hombres experimentados y con talento como Arturo Vidal y Luis Suárez han abandonado el club catalán. Amigos de Leo Messi en el equipo, han tenido que emigrar puesto que el entrenador holandés no contaba con ellos, a pesar de ser dos buques insignia del equipo.  Por su parte, Messi no ha podido irse como era su interés, y se ha tenido que quedar por compromiso moral con los aficionados al no querer judicializar su salida del club.

Arturo Vidal se ha marchado al Inter de Milán y Luis Suárez ya tiene la baja y está próximo al Atlético de Madrid.

Pese a que podía irse gratis, Leo Messi no ha querido judicializar el conflicto con el Barça para evitar dañar a los aficionados blaugrana.

Efectivamente, Leo Messi ha decidido cumplir su contrato con el FC Barcelona hasta 2021.

“Me quería ir y estaba en todo mi derecho, porque lo decía el contrato que podía quedar libre”. Efectivamente así es tal como el padre de Leo aclara en esta carta dirigida a la LFP, la cual había respaldado al Barça.

También lo había reconocido el presidente Bartomeu el pasado 9 de noviembre de 2019 en una entrevista en Associated Press.

El presidente blaugrana aseguró que «en las próximas dos, tres, cuatro temporadas nuestro líder seguirá siendo Leo Messi». «Es el mejor del mundo de la historia, está con nosotros, y él ha dicho que quiere retirarse en el Barça».

En la misma entrevista Bartomeu explicaba la ya famosa cláusula liberadora de la que tanto se está hablando. «Messi tiene un contrato hasta la 2020/21 que dice que si quiere dejar el club antes de empezar esta última temporada, puede hacerlo. Para dejar el fútbol o para ir a otro club», decía Bartomeu. Una cláusula que, como él mismo afirmaba, tenían el contrato de jugadores como Xavi, Iniesta o Puyol.

Pero, lejos de preocuparle, Bartomeu tenía claro que Messi nunca desearía hacer efectiva esta cláusula. Una vez más, se equivocaba.

«Lo que pasa es que este tipo de jugadores no nos tienen que preocupar. Son jugadores tan culés que dudo que vayan a jugar en otro club. Seguro que Messi jugará en el Barça muchos más años, no solo hasta el 2021.»

Y esto es lo que sucede cuando consigues que el mejor jugador del mundo, por muy culé que sea, que lo es, se vea continuamente rodeado de mediocridad.

Llegado el momento, y tras la ruinosa temporada que ha tenido el Barça, con cambios de entrenadores, falta de títulos, falta de proyecto, y por si fuera poco, la vergonzante derrota por 2-8 frente al Bayern de Munich, Leo Messi decidió tomar la decisión dolorosa de salir de su Barça.

Manchester City y PSG eran los clubes que le esperaban, siempre que el argentino estuviera libre y no tuvieran que pagar ningún traspaso.

Messi envió un burofax al Barça explicando los motivos y que su salida se iba a producir sin traspaso alguno, de manera unilateral, según lo establecido en el contrato firmado por ambas partes.

Pero en el momento de la verdad, el presidente Bartomeu, ha dicho que dicha cláusula de salida unilateral era válida hasta el 10 de junio. La Liga y la Champions se han alargado esta temporada, debido al parón y reanudación por la Plandemia del Covid19, más allá del 10 de junio, justo cuando el argentino decidió tomar la decisión de marcharse, y más tras la debacle de la Champions League.

No obstante, el presidente Bartomeu, con miedo a los aficionados, e incumpliendo presuntamente su acuerdo según Messi, se echó para atrás y le dijo al argentino que debía pagar su cláusula de 700 millones. Este hecho impedía el traspaso a los clubes anteriores. Vista la situación el argentino comentó:

“Voy a seguir en el club porque el presidente me dijo que la única manera de marcharme era pagar la cláusula de 700 millones, que eso es imposible”.

Llegados a este punto, a Leo Messi sólo le quedaba ir a la justicia de FIFA u ordinaria a dirimir el conflicto a su favor, pero dicha resolución tardaría en pronunciarse y podría perder toda la temporada.

Para evitar esto, y para evitar cualquier conflicto con los aficionados culés, Leo Messi ha decidido quedarse en el Barça.

P.D. Hubiera sido muy diplomático y muy humano haber dejado marchar a Messi, y más estando firmado, teniendo en cuenta que la temporada se ha alargado por motivos de fuerza mayor. El seny catalán hubiera triunfado. De sobras ha cumplido el argentino todos estos años, y los aficionados así lo hubieran reconocido.