VOX acusa a socialistas y separatistas de xenofobia, racismo y de atentar contra la propiedad privada por aprobar en el Senado la limitación de venta de vivienda a los no residentes

Jorge Campos: «puedes venir en patera de Argelia y te reciben con los brazos abiertos, pero si eres de Sevilla no puedes comprar una casa en Mallorca».

OX en el Parlamento balear, Jorge Campos, cree que se trata de un «disparate jurídico»: «¿qué parte de la libre circulación de personas en España y en Europa no entienden?». Así lo ha manifestado este viernes en una acto con afiliados de Calviá en el que se ha colgado el cartel de «aforo completo» con más 150 comensales reunidos en el restaurante del Polideportivo de Magaluf.

Campos ha manifestado que «es indignante que los mismos que son partidarios de la inmigración ilegal quieran restringir el derecho a la propiedad privada de los ciudadanos. Según los separatistas y socialistas un señor de Murcia, de Berlín, de Barcelona —de Barcelona tal vez, ya que la consideran de esos inexistentes Países Catalanes—, o de Varsovia no puede comprar una vivienda en Baleares porque no es residente, pero recibimos con los brazos abiertos a un argelino que entra ilegalmente en las Islas. Casi 2.000 en lo que va de año, camino de romper todos los registros. El legal que paga impuestos no puede venir y el que llega en patera sí. Eso no es lógica, es autodestrucción».

El diputado portavoz ha tildado de «terriblemente xenófoba y cargada de odio» la moción aprobada en el Senado: «utilizan el eufemismo “no residentes” para referirse a todo el mundo. No sólo no quieren ciudadanos del resto de Europa, tampoco aceptan a los españoles, a sus compatriotas, a los que Més llama de forma despectiva colonos. Luego, a nadie extraña que Més per Mallorca se dedique a hacerse fotos con ese hombre de paz que es Arnaldo Otegui».