VOX exige la expulsión del líder salafista Mohamed Said Badaoui para garantizar la seguridad nacional

Sergio Macián: “No podemos tolerar la islamización de la sociedad y de la administración pública”

VOX exige la expulsión del líder salafista Mohamed Said Badaoui para garantizar la seguridad nacional. El exportavoz de la mezquita As-sunnah de Reus y presidente de la Asociación para la Defensa de los Derechos de la Comunidad Musulmana se dedica a la islamización de la sociedad y la administración pública, atentando contra la libertad de miles de jóvenes.

La Policía Nacional ha iniciado el procedimiento de expulsión de este líder por utilizar el derecho de asociación “para conseguir sus objetivos, redirigiendo todo tipo de reivindicación religiosa hacía un campo ajeno al pactado entre el Estado Español y la Comisión Islámica de España acordados el 1992”.

Desde su asociación, ADEDCOM, se ha lanzado un comunicado de repulsa ante la imputación de Badaoui y critica que la Policía Nacional ha hecho una “valoración subjetiva y sin ninguna prueba basándose en su actividad en redes sociales y su contactos en todos los niveles, políticos y civiles”. Asimismo, se ha convocado una concentración a las siete en la plaza Mercadal de Reus para apoyarlo bajo el lema: “El activismo y la libertad de expresión no son delitos”.

El diputado de VOX en el Parlamento de Cataluña, Sergio Macián, afirma que “Badaoui es el claro ejemplo de la otra cara del yihadismo: el ideológico y político, que se expande en Cataluña y toda Europa, islamizando nuestros barrios. No podemos tolerar la islamización de la sociedad y la administración pública, Mohamed Said Badaoui lleva ya 30 años promoviendo el código islámico intentando controlar la sociedad. Además coacciona a las jóvenes que no cumplen con la doctrina. La policía lo investiga desde 2013 por ser una amenaza para la seguridad nacional por sus vinculaciones y su activismo islamista. ”,

También reclama el diputado de VOX en el Parlamento de Cataluña que “no podemos tolerar que se nos imponga una cultura que comporta problemas de convivencia. Incluso, el propio Badaoui confesó hace un año en una entrevista que estaban trabajando para impartir enseñanza religiosa islámica en las escuelas y para disponer de más centros de culto”.

VOX pide que “se cumplan las leyes y se expulse a este individuo al cual ya se le ha rechazado la nacionalidad española”, y denuncia el posicionamiento de otras formaciones como En Comú Podem Reus, Podem Reus, CUP Reus o el diputado por Esquerra Republicana en el Congreso, Jordi Salvador Duch, que ya han mostrado su solidaridad y apoyo en redes.