VOX Melilla condena el último asalto al vallado fronterizo

En la mañana de hoy se ha producido un nuevo asalto a la Frontera Sur del país, donde en torno a unas 400 personas han intentado llegar a Melilla. Una vez más estos inmigrantes ilegales han demostrado ser un grupo «perfectamente organizado y violento», puesto que han roto la puerta de acceso del puesto de control fronterizo de Barrio Chino y han accedido a la ciudad saltando por el tejado de dicho control. El Ejecutivo “debería poner solución de una vez por todas a esta problemática”, asevera VOX Melilla.

A pesar del amplio dispositivo de las Fuerzas marroquíes, que han colaborado activamente y de forma coordinada con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en torno al centenar han conseguido alcanzar el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes en este tercer día de intento de salto. “Estamos hablando otra vez más de noticias de este tipo desde Melilla, si no le ponemos remedio a esto, la ciudad y el país entero van a ir muy mal”, asegura la formación liderada por Tasende para añadir que “de esta manera no se respeta la soberanía de España, ni tampoco nos hacemos respetar en ningún lugar”.

A pesar de que nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado ponen cada día en riesgo su integridad física para defender la frontera, “la valla de Melilla sigue siendo un coladero de inmigrantes ilegales cada vez más violentos, que llegan con el delito por delante y por la que el Gobierno debería exigir a la OTAN la protección de esta Frontera Sur”, asegura la formación en la ciudad.

Por todo esto, VOX Melilla pide al Gobierno que ponga solución a esta problemática migratoria, ya que “lejos de reforzar con efectivos el perímetro fronterizo, salvando así de las agresiones a sus agentes, los deja desamparados sin exigir la protección necesaria”, sentencia la formación.