VOX solicita a la CNMV que investigue el cese de cuatro consejeros independientes de Indra

La formación considera que existen «indicios suficientes» para considerar que «hay un plan preestablecido entre Amber, Sapa y SEPI» para controlar la compañía tecnológica.

OX ha presentado una reclamación ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en la que solicita que investigue el cese de los cuatro consejeros independientes de Indra que se llevó a cabo el pasado 23 de junio, durante la celebración de la Junta General Ordinaria de la tecnológica, y en cuyos votos coincidieron Amber, Sapa y SEPI.

La Vicesecretaría Jurídica de VOX, bajo la dirección de Marta Castro, apunta en su escrito a la CNMV que los cuatro consejeros cesados son, precisamente, los mismos que impidieron que el presidente de Indra, Marc Murtra, fuera nombrado presidente ejecutivo. De hecho, los propios cesados han denunciado un plan doloso entre Amber, Sapa y SEPI para hacerse con el control de Indra.

Por ahora, señala Castro en su escrito, SEPI es la principal accionista -una empresa de titularidad pública, dependiente del Ministerio de Hacienda y Función Pública- de Indra, que es, a su vez, la sociedad que se ocupa del recuento electoral en la mayoría de los comicios que se celebran en España.

Tras el análisis de diversa documentación, Castro hace hincapié en la posibilidad de que el presidente de Indra hubiera facilitado información a Ambar, con el único objetivo de animar a su inversión, a comprar el paquete necesario para alcanzar las mayorías requeridas cara a la Junta General Ordinaria del 23 de junio. De este modo, señala la formación, «limitan el margen de maniobra de otros accionistas al alcanzar la mayoría necesaria para aprobar el cese de los consejeros independientes». De hecho, la propuesta de cese de los consejeros fue ocultada en el Consejo de Administración que se celebró antes de la Junta.

En definitiva, denuncia Castro, se han omitido las obligaciones establecidas por el Código Europeo de las OPA, y que obliga a informar a la CNMV de la propuesta de cese de los consejeros y la nueva designación de la composición del órgano de administración. Un hecho que no se ha producido porque «el Gobierno, a través de SEPI, pretende el control de compañías estratégicas y globales como Indra».

En definitiva, se han obviado las obligaciones de prevenir a la CNMV y se han omitido las recomendaciones del Código de Buen Gobierno, «una tónica que se ha convertido en el modus operandi del presidente de Indra desde 2017», tal y como apunta la vicesecretaria Nacional Jurídica de VOX.

Por su parte, el diputado de VOX, Víctor Gonzalez ha señalado que «la chapuza organizada por el gobierno de Sánchez en la Junta General de Accionistas de Indra el pasado 23 de junio ni puede ni debe lavarse en una nueva Junta Extraordinaria de Accionistas como pretenden de fecha indeterminada.
La CNMV no puede seguir mirando hacía otro lado. Debe actuar y exigir las responsabilidades de manera transparente y diligente».

González también ha explicado que «la SEPI, SAPA y Amber junto con el presidente del grupo Prisa actuaron irresponsablemente. Creyendo que nadie les diría nada transformaron la JGA en un circo. Sus actos han tenido claras consecuencias para los accionistas minoritarios y han dañado gravemente la imagen de la compañía, de la CNMV y del gobierno de España».

«Desde VOX llevamos meses alertando y preguntando sobre el asalto del gobierno en Indra. Una prueba más del deterioro institucional al que nos está llevando el ejecutivo socialcomunista. Este es otro paso de VOX, pero probablemente no será el último si el organismo supervisor una vez más incumple su mandato y razón de ser», ha añadido.